Tratamiento para el mal aliento natural y barato

Sin distinguir edad o sexo, el mal aliento puede aparecer en cualquier persona provocando momentos incómodos en los que, lo único que deseas es que la madre Tierra te trague. Así que si has descubierto que tienes este mal aquí te traemos algunos tratamientos para curar el mal aliento.

No están en ningún orden especial, todos son igual de bueno. Solo debes elegir uno o varios que se adapten más a tus necesidades. Te aseguro que conseguirás un aliento más fresco.

¡INCREÍBLE!

He preparado una guía paso a paso y GRATIS sobre como quitar el mal aliento rápido <- Clic aquí.

No te la pierdas

 

5 Tratamientos para combatir el mal aliento

La halitosis puede deberse a diferentes causas. Los siguiente tratamientos son naturales y combaten el mal aliento incluso si es crónico.

El mal aliento estomacal es bastante común, en ese caso primero debes curar la enfermedad de tu estómago que cause el mal aliento como puede ser la gastritis o el reflujo de jugos gástricos.

El mal aliento bucal se debe combatir en primera línea con lo más básico y eficaz, la limpieza dental.

1. Limpieza dental

Tratamiento para el mal aliento - limpieza dentalCepilla tus dientes a conciencia. Esto puede parecer una tontería, pero te juro que no exagero en decir que he visto a personas demorarse más tiempo en colocar la pasta en el cepillo de dientes que limpiándolos.

Debes de cepillar tus dientes de manera en que el cepillo recorra interna y externamente de forma circular, sin lastimar las encías. La lengua es una parte importante, no te olvides de ella.

Los dientes no quedan completamente limpios hasta que no se pase el hilo dental, si crees que esto también es exageración solo basta con que huelas el hilo dental después de pasarlo entre tus dientes para que te des cuenta de los restos de comida descomponiéndose que puedes encontrar allí.

2. Enjuagues con infusiones

Infusión mentaAcostúmbrate a utilizar enjuagues bucales. Pero no los compres en ninguna tienda o farmacia, hazlos tú mismo.

Los enjuagues bucales cumplen con la función de refrescar el aliento y eliminar los gérmenes o bacterias que puedan haber quedado tras el cepillado dental, pero lamentablemente, la mayoría de ellos contienen un componente que reseca tu boca.

Para evitar que tu boca se reseque y que esto dé paso a una proliferación de microorganismos indeseables y perjudiciales para tu salud bucal es mejor evitar este tipo de enjuagues, entonces ¿qué mejor que los hagas tú mismo?

No te preocupes, no es nada del otro mundo, es más, te vas a sorprender de lo increíblemente fácil que es elaborarlos.

A continuación, te daremos dos maneras en los que puedes elaborar tu propio enjuague bucal.

Necesitas hojas de menta y tomillo. Pon a hervir una taza de agua y en cuanto empiece la ebullición agrega las hojas, deja reposar y utilízalo para tu próximo enjuague bucal.

Necesitas un limón, hojas/flores de romero y una cucharada de miel. Pon a hervir agua y haz lo mismo que en el paso anterior con las hojas/flores de romero, una vez esté frío debes colarlo y agregar el limón y la miel para que se integren y ya está listo tu enjuague bucal antibacteriano.

3. Vinagre y agua oxigenada

GargarasSi el mal aliento se debe a algún problema de infección en la garganta lo más aconsejable es que hagas gárgaras.

Para esto tampoco hace falta que vayas a la farmacia a comprar algo especial para hacerlo ya que también lo puedes hacer tú mismo.

Para esto tambien te diremos dos formas de elaborar la mezcla para hacer las gárgaras.

Primero necesitas agua oxigenada y agua purificada. No te asustes por el agua oxigenada ya que muchas pastas de dientes la incluyen entre sus ingredientes para que sirva como antibacteriano. Mezcla una parte de agua oxigenada por dos de agua purificada y realiza las gárgaras. Repítelo pasando un día, de preferencia por las noches.

Para el segundo tratamiento necesitas vinagre de manzana o vinagre blanco y agua purificada. Para elaborar la mezcla debes agregar cuatro cucharadas del vinagre que elijas en medio vaso de agua. Puedes hacer las gárgaras todos los días, dos veces al día.

De todos los remedios caseros para quitar el mal aliento este es mi preferido porque es rápido de preparar y casi milagroso, te deja la boca con un olor neutro.

4. Bicarbonato de sodio

Pasta dentalLava tus dientes con bicarbonato de sodio. El bicarbonato de sodio se encargará de eliminar la placa dental que puede irse adhiriendo a tus piezas dentales. La placa dental es una de las principales causas del mal aliento en niños, y con frecuencia también produce halitosis en adultos.

Si no se limpian adecuadamente, las bacterias, gérmenes y restos de comida se van acumulando alrededor de tus dientes formando una capa amarillenta que causa mal aliento y es la culpable de que aparezcan las caries.

Aparte del correcto cepillado dental es necesario acudir a tu odontólogo para que se encargue de eliminarla con una limpieza dental, pero estamos seguros de que en muchos casos esas visitas ocurren muy esporádicamente, así que el bicarbonato de sodio te puede ayudar.

Una o dos veces a la semana acompaña tu pasta dental con la tercera parte de una cucharadita de bicarbonato de sodio, lava tus dientes a conciencia y notarás como el mal aliento se va.

5. Agua y yogurt

Bebe más agua, más yogurt sin azúcar y menos bebidas alcohólicas y bebidas azucaradas. Haciendo esto mantienes tu boca hidratada, permites que las propiedades del yogurt eliminen las bacterias que ocasionan el mal aliento y evitas que las bacterias encuentren un lugar adecuado para proliferar.

Además los lactobacilus del yogurt ayudan a regenerar la flora intestinal y regulan la acidez. Lo cual es un excelente medio para combatir el mal aliento estomacal producido por reflujo gástrico.

error: Content is protected !!